Según la OMS, la sexualidad se define como un aspecto central del ser humano, a lo largo de su vida, que abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual. Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, actitudes, valores, conductas, prácticas, papeles y relaciones interpersonales. Siendo una parte tan importante de nuestra vida, también debemos de cuidarla y mejorarla, para ello contamos con complementos que pueden ayudar a complementar esta faceta.